Mitos y Realidades sobre la Eyaculación Precoz

Uno de los problemas que más preocupan a algunos hombres en materia sexual es la eyaculación precoz, es decir, la incapacidad para controlar de manera voluntaria la citada expulsión del semen. Por eso, desean a toda costa encontrar un adecuado tratamiento para la eyaculación precoz.

Las drogas y los antidepresivos afectan a la Eyaculación

Quienes tengan esta disfunción sexual es importante que antes de todo tengan en cuenta que existe un amplio número de mitos acerca de la misma, como por ejemplo:

  1. Las drogas: Pueden tener un efecto en el tratamiento eyaculación precoz. Este es uno de los mitos más extendidos entre la población juvenil, que ha llegado a creer que dichas sustancias nocivas son un instrumento magnífico para retardar la llegada del orgasmo. Sin embargo, la realidad es que aunque en un principio sí pueden conseguir ese retraso, la consecuencia final es que el hombre que hace uso de las mismas llega a sufrir disfunción eréctil e incluso falta de apetencia sexual.
  2. Los antidepresivos: En el tratamiento eyaculación precoz es frecuente utilizar los antidepresivos. Este en realidad no sería un mito, ya que parte de algunos tratamientos utilizados en el manejo del tratamiento eyaculación precoz, consisten en el uso de este tipo de fármacos. Hay que manejarlos siempre después de la recomendación de un médico especialista, ya que su uso indiscriminado puede acarrear efectos secundarios importantes, entre las que se pueden destacar, la falta de apetito y la pérdida de erección.

En relación a la disfunción sexual lo que debe hacer el hombre que la sufre es apostar por profesionales y clínicas masculinas especializadas que serán las que le recomienden el mejor tratamiento.

Los comentarios están cerrados.