Secretos entre hombres

Hacía días que notaba cómo Andrés se mostraba distante, poco participativo, y esto me sorprendía porque desde que conoció a su nueva pareja, haría ya un año, había cambiado y era una persona jovial y divertida. Nuestra especial amistad, permitió sin duda, el que me contara que tenía problemas de disfunción eréctil.

Una tarde más, después de salir de  la oficina, Andrés y yo fuimos a tomar la cerveza de rigor en el bar de siempre. Una reconfortante costumbre que nos liberaba por unos momentos de la rutina permanente de la oficina. Conversación intranscendente y casi siempre con dos temas constantes, fútbol y mujeres. Pero que servía, sin lugar a dudas para que cada uno sacara de forma vehemente su personalidad, sin complejos y quizás en el único lugar donde podías expresar de forma natural todo lo que te apetecía sin los tabúes que nos marcaba la sociedad, el trabajo e incluso la familia.

Mira, me confesaba con un grado de afectación importante. Llevo unos meses que intento rehuir la relación con Rosa y ella empieza a preocuparse, ayer incluso me dijo que si ya no me gustaba o que si tenía a otra. Ya sabes que la quiero con locura y que me gusta muchísimo, pero cuando intentamos la relación, la erección no es suficientemente dura y si consigo penetrar, enseguida pierdo la erección. He leído algo en internet y por eso sé que tengo una disfunción eréctil, según dicen.

Disfunción eréctil del tipo orgánica en personas con diabetes o hipertensas

Mira Andrés, ya sabes que soy hipertenso y tengo el azúcar alto, desde hace tres años yo también empecé con problemas de erección y además note cómo eyaculaba muy rápido, cuando antes no era así. Fui al médico y me dijo que tenía una disfunción eréctil de tipo orgánica y que era frecuente en personas que tenían diabetes o eran hipertensas. Yo notaba que la dureza de la erección era cada vez menor e incluso ya no tenía erecciones por la mañana al levantarme. Cuando intentaba masturbarme, me costaba muchísimo conseguir una erección medianamente aceptable. Ya ves, a mis 50 años y así.

Suerte que mi médico me entendió y supo explicarme que la disfunción eréctil es bastante frecuente. Me comentó que hay muchos factores que pueden producirla y que había fundamentalmente dos tipos: la orgánica, que se daba en diabetes, hipertensión, hipertiroidismo, obesidad, en inflamaciones de la próstata entre otras y las de componente psicológico, que se debía a una situación de ansiedad, miedo, etc. Esta, la verdad es que era más complicada y por lo que me dices, será la que tengas tú, porque tú estás sano como un roble a tus 40 añitos. También me comentó que era frecuente que hubiera disfunción eréctil de tipo mixto. Según me explicaba mi médico, la disfunción eréctil que tú tienes es más frecuente en jóvenes. Ellos la llaman gatillazo, pero en realidad les crea una situación de estrés que hace que no puedan mantener la erección e incluso conseguirla.

Yo hice muy  bien visitando a mi médico, puesto que con un tratamiento que me dio, ahora puedo funcionar perfectamente. No tengas complejo ni vergüenza y visita a tu médico o si quieres hay especialistas que te solucionarán ese problema que te está complicando tu vida sexual y tu felicidad. Hay tratamientos muy eficaces.

Los comentarios están cerrados.