Curvatura peneana

La peyronié o curvatura peneana es una enfermedad poco usual que provoca una curvatura del pene especialmente pronunciada y dolorosa durante la erección.

¿Qué es la curvatura peneana?

La curvatura peneana es una enfermedad poco usual pero cuando se presenta suele ser bastante limitante ya que provoca una curvatura del pene especialmente pronunciada y dolorosa durante la erección.

Suele ser provocada por un trastorno que forma una placa o acumulación de fibra en el cuerpo del pene, generalmente infiltrándose en los senos cavernosos o a su alrededor. Está relacionada con trastornos del colesterol o por lesiones internas del pene.

Pueden afectar a hombres de cualquier edad, aunque generalmente comienza alrededor de los 55 años. Se inicia como cicatrices profundas situadas dentro de la túnica albugínea del cuerpo del pene y, sin tratamiento, puede conducir a la disfunción eréctil.

Solicitar visita médica

Síntomas, diagnóstico y tratamiento de la curvatura peneana

Síntomas


Esta enfermedad provoca una curvatura del pene, especialmente pronunciada durante la erección, en forma de gancho o de anzuelo en sus formas más graves y que generalmente produce dolor e incapacita al paciente para mantener relaciones normales o incluso imposibilita la penetración.

Los factores que contribuyen son por ejemplo la edad, que causa disminución de la elasticidad del pene, la herencia familiar o las condiciones de participación de los tejidos endurecidos como en las manos y los pies.

Diagnóstico

La etiología o causas que producen la curvatura peneana son numerosas, se habla de un componente hereditario, traumas o lesiones a nivel de cuerpos cavernosos, hipercolestorelemias o placas de fibras que se forman espontáneamente. A pesar de que hay numerosos estudios realizados sobre esta enfermedad, en su mayoría, suele ser difícil precisar con exactitud la causa que la produce.

Tratamiento

Un 15% de los casos se resuelve de forma espontánea, sin embargo en más del 40% de los casos suele empeorar. Si el tratamiento es necesario, existen varias terapias para mejorar los síntomas y procurar la función eréctil, por medio de distintos tratamientos no invasivos, seguros y probados con eficacia.

Solicite el asesoramiento de un especialista

Los comentarios están cerrados.